¿Qué hacer en tu primer día de trabajo como mercadólogo?

Publicado por Laly García en

Es muy común que como recién egresados de la universidad nos aterre la idea de trabajar ya sea para una agencia de marketing, un hotel, o una empresa en particular.

Muchas veces nos aterramos y frustramos cuando se llega el primer día de trabajo, pues lo que tenemos que hacer ahí ¡no tiene absolutamente nada que ver con lo que vimos en la universidad! Y es que bien dicen que la práctica constituye el 70% de la formación de un egresado universitario mientras que el otro 30% es la teoría.

Sí, ese 30% corresponde a nuestros estudios universitarios, impresionante ¿no?

Por otro lado si estudias en una universidad tecnológica esta cuestión no será problema para ti, pues las universidades tecnológicas manejan este sistema educativo (30% teoría y 70% práctica).

Sin embargo ¿qué debo hacer en mi primer día de trabajo como mercadólogo?

Tranquilo/la si tu trabajo es directamente con una empresa, es probable que te encuentres con un equipo de trabajo de marketing, esto es más sencillo porque de esta forma podrás observar qué es lo que hacen los demás integrantes del equipo y tu podrás adaptarte a la esencia de la empresa. Pregunta cuanto duda surja, no hay mejor manera de aprender que preguntando, además de que es preferible preguntar que cometer algún error por no haber preguntado.

Si acabas de llegar a una empresa donde sólo eres tú como mercadólogo, es normal si te encuentras con una empresa donde todo este pies arriba o como más me gusta decir “un despapaye”. Encontrarás papeles por aquí, clientes perdidos por allá, te pedirán mil cosas la primera semana tales como: una campaña de publicidad para una revista, optimizar redes sociales y páginas web, tal vez una campaña de publicidad para el próximo aniversario de la empresa y muchas cosas más.

Tu sólo te quedarás con cara de “WHAT?” lo sé, parecería una película de terror recién sacada de los mismos hechos reales, más escalofriante aún. ¡No salgas corriendo! Lo primero que tienes que hacer es investigar el historial de la empresa, que ha hecho bien, que ha hecho mal, debes sumergirte en la esencia de la empresa, investigando y conociendo cada detalle que la compone. Después deberás revisar y analizar sus redes sociales, puedes apoyarte del benchmarking, es decir de las redes sociales de tu competencia directa.

Una vez que tengas identificadas las debilidades y amenazas de las redes sociales, comienza a planear un plan de social media, o más sencillo aún, comienza a estructurar un Brief publicitario, desde la misión y visión hasta los objetivos de tu campaña publicitaria. Para hacer esto más sencillo te aconsejo adquirir una agenda y colocar las actividades diarias que debas hacer para llevar un buen control y manejo del proceso de optimización de tu campaña, o bien, identificarlos en un calendario que puedas ver a diario en tu oficina.

Un aspecto importantísimo, parecerá que trabajas demasiado y no se ven resultados esperados, ¡se paciente! los resultados llegarán por sí solos, debes enfocarte en ser constante y avanzar mínimo 3 actividades por día. No importa si son pequeños logros lo importante es que sigas avanzando, cuando menos lo esperes tu página web tendrá más trafico, y tus redes sociales comenzarán a circular y llegar a más personas.

¡Se paciente y persevera!

Y por último si tu caso es que entraste a una agencia de marketing, lo primero que verás es a tres o más personas sumergidos en sus computadoras, y tal vez un poco de movimiento por alla en la oficina de la esquina. Este caso es similar al primero que mencionamos, observación. Observa lo que hacen los demás mercadólogos, sé jovial y por favor no llegues con una actitud de “yo todo lo sé” de esta forma sólo te harás enemigos y cuando necesites ayuda, todos te darán la espalda.

Es importante que sepas que no tienes nada que temer, todos pasamos por lo que tu estas pasando, así que concéntrate en tus objetivos y determina estrategias para alcanzarlos. No esperes resultados rápidos y exorbitantes, recuerda que todo tiene su proceso y su tiempo, los grandes imperios no se construyeron en unos días.

Y si hay algún tema del cuál no tengas conocimiento, investiga, llega al fondo del tema y empápate de información, cualquier dato importante que obtengas te servirá dentro del ámbito laboral. Un mercadólogo nunca deja de aprender y estudiar. Ten en mente que eres un estratega y siempre logramos concretar resultados a nuestros clientes.

Y hasta aquí llegamos con este artículo, si te encuentras en alguna situación diferente a las anteriores mencionadas deja tu comentario y te ayudaremos a resolver tu inquietud.

¡Un fuerte abrazo!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *